Archivos para febrero, 2014

Esta semana leía un artículo en marketingdirecto.com, una página que se podría considerar como referente de muchos lectores interesados en marketing online,  sobre la compra de seguidores en redes sociales. Más allá de que se note claramente que es un artículo pagado, me parece que este tipo de medios deberían tener un poco más de criterio a la hora de publicar estos artículos.

En este teletipo pagado por una agencia de marketing online (en el artículo completo de marketingdirecto.com podéis ver de qué agencia se trata) se expone que “comprar seguidores en Twitter es una publicidad eficaz” y que “se ha convertido en una de las vías publicitarias que mejor resultados da, a un precio mínimo”. Por 10€ tienes 1000 seguidores (reales según ellos) en Twitter.

Y digo yo, qué fácil sería entonces para todos comprar 1000 seguidores y empezar a generar ventas. El problema es que no funciona así. Esos 1000 seguidores comprados no van a servir para nada a la marca. No se va a generar ninguna visita a la web corporativa o a la tienda online para interesarse sobre los productos o servicios vendidos y por supuesto no va a generar ninguna venta.

Otro “servicio de calidad” es ofrecer un número de retweets. Según el contenido del artículo, serían 1000 retweets a un precio de 12,95 euros. Volvemos a lo mismo, ¿desde qué cuentas se van a llevar a cabo estos retweets? En su mayoría serán robots o cuentas dedicadas a estos menesteres, sin seguidores reales ni útiles para las empresas o marcas. Pero siguen pretendidendo vender en el artículo esos retweets como “¡POSIBLES CLIENTES!”

¿Qué imagen de la agencia deja este artículo? 

Mi opinión al respecto es clara y es la que he mantenido desde hace tiempo: cualquier compra de fans en redes sociales (me da igual Twitter que Facebook) es inútil si el objetivo es incrementar ventas o aumentar el engagement de la marca. Ahora bien, hay marcas que compran seguidores por ego. ¿Es más fácil conseguir seguidores con una cuenta que ya tiene 10000 seguidores que con otra que tiene 100? Es posible. Pero como digo el objetivo final no puede ser otro que el ego e intentar con esa imagen atraer nuevos seguidores. Ahora bien, hay estudios sobre marcas con seguidores comprados y herramientas que permiten analizar las cuentas en redes sociales busca de seguidores falsos, por lo que los usuarios de redes sociales  pueden darse cuenta de  que los seguidores son comprados y si se difunde por Internet el ego puede transformarse en bochorno.

Respecto a la agencia que quiere vender esto como un servicio de calidad, poco más que decir. Creo que las personas cada vez se dejan engañar menos y por mucho que hablemos de cantidades de dinero insignificantes (10-20 euros), la pregunta que podría venir inmediatamente a la cabeza sobre otros servicios es: ¿Qué calidad serán capaces de ofrecer en servicios más caros?

Anuncios